lunes, 15 de octubre de 2012

Ramón Jarana, "El cante bien dicho" - 1ª Parte



(Texto de la Conferencia impartida en la Peña Enrique El Mellizo Dic.- 2010)


Ramón Jarana
        Ramón Jarana Martínez, nació el 1 de septiembre de 1920 en el número 12 de la viñera calle de La Rosa. Era hijo de Manuel y Petronila, también aficionada al cante, hermana de 'Pepón el del Muelle'. Fueron sus hermanos Lola, Chano, José, Vicente y Manolo. Chano era conocido por 'Chano Pepón' y según Ramón, era aficionado y seguidor de Pepe Marchena, cantaor por otro lado, muy vinculado a Cádiz en sus inicios, por su gran amistad con los hijos de Enrique el Mellizo, especialmente con Antonio "El Mellizo", que fue gran amigo suyo. Existe una entrevista, en los inicios del "Niño Marchena" publicada en "El Heraldo de Madrid" de fecha 14 de diciembre de 1935 que así lo atestigua y en donde interviene en la entrevista, Antonio Jiménez Espeleta, hijo mayor del Mellizo, que acompañaba en su gira artística a José Tejada 'Pepe Marchena'. En la entrevista confunden a Antonio (*) con su hermano Enrique 'El Morcilla' fallecido en Cádiz el 17 de septiembre de 1929. Es decir a la fecha del interviú, ya se encontraba fallecido, luego era su hermano Antonio el que acompañaba en la gira a Pepe Marchena.

          Felipe Morales, el periodista que realizaba la entrevista comentaba 'in fine' lo siguiente:
Pepe Marchena

 Un acompañante del Niño de Marchena, el más viejo, sonríe y calla. Es Enrique, el "Mellizo", de 68 años(*). El mejor 'cantaor' que hubo en otros tiempos. Vivía en Cádiz. Y el hombre, con la ilusión que se ponen en las cosas que pasaron y que fueron hechos gloriosos, nos cuenta que cuando D. Segismundo Moret iba a descansar de sus tareas políticas a Cádiz, lo llamaba a la casa del jefe provincial del partido. Y allí, solemnemente, con la suavidad del descanso, el que regía los destinos de la nación, se adormecía en una butaca amplia, en la hora de la siesta, oyendo el cante puro de las marismas y de la sierra. Enrique el 'Mellizo' es ahijado de D. Antonio Chacón. Cuando llegó la edad de quintas, D. Antonio, generoso y señorial, organizó funciones de beneficio para reunir los cuatro mil reales que le hacían falta para que su ahijado Enrique no estuviera bajo las armas "Y me libró", añora el viejo gaditano."
      En la misma calle donde residía, conoció a Isabel Collantes, la que sería posteriormente su esposa y madre de sus hijos;  Manolo, Maribel, Cuqui, Moncho, Luisa y Vicente.
         Como anécdota contaba que, como los dos vivían en la misma calle, Isabel, de novia, despedía a Ramón desde el balcón, y allí esperaba hasta que Ramón se introducía en su portal. Lo que no sabía la buena de Isabel, es que Ramón le daba un "cobazo impresionante", pues acto seguido, salía por una puerta trasera que colindaba con la "Villa de Madrid",  tabanco muy de moda entonces y en donde Ramón se fraguó como cantaor.
Aurelio Sellé

Su casa se encontraba justamente encima de la Villa de Madrid, por ello desde pequeño se apostaba en una ventanilla que colindaba con el tabanco, con objeto de escuchar -entre otros- a Aurelio Sellé, del cual decían algunos aficionados de entonces, -en vida de este-, que no cantaba bien. Falacia que negaba Ramón diciendo que Aurelio cantaba mejor que todos, máxime cuando lo cogía bien. Llegó inclusive a intervenir telefónicamente en un programa radiofónico sevillano, de forma muy enojada, porque no trataron bien el arte de Aurelio.

Ramón fue fiel discípulo de Aurelio Sellé, - por lo menos en cuanto a la forma de interpretar- pues de joven ya iba en su busca, sin que el maestro gaditano supiera que "sin proponérselo" estaba adoctrinando a un futuro conservador de su escuela de cante.

       La forma de decir los cantes por malagueñas o por soleá, tenían el marchamo inequívoco del "Pontífice del Cante Gaditano" o de "Tito Urelio", como él lo llamaba.

 La primera vez que cantó Ramón, fue en Radio Cádiz cuando tenía 20 años de edad, gracias a la participación del periodista Antonio Márquez. El caso es que Aurelio escuchaba por radio dicho programa, junto a Chano, hermano de Ramón, preguntándole a este ¿Quien es ese que me está imitando en Radio Cádiz?. Mi hermano, contestó Chano.

 Entonces Ramón cantaba la malagueña de idéntica forma que Aurelio, respetando la salida por granaínas, sus subidas y bajadas tonales, sus ayeos característicos y Aurelio se dio pronto cuenta de que tenía en Ramón un fiel seguidor. La única indicación que le proporcionó, fue la de haberse acercado en demasía al micrófono. 

 Contaba Ramón, que Aurelio se acercaba con él al bar El Español, para hablar de cante. Aurelio conocía casi todos los cantes, así como los creadores de estos. Contaba que 'Aurelio habá tenido juicio en el cante; Ha sido un buen maestro y solo quería cantar los cantes de Cádiz'. Además a Aurelio lo escuchó muy poca gente. Lo han escuchado en el disco, pero sus discos no están bien, salvo la malagueña de “En contra de mi torrente” grabado en 1959 con Melchor de Marchena. Pero que aún no estando bien en el disco, se observa como canta diferente a los demás.' 'El era muy joven, y debajo de su casa se organizaban muchas fiestas y escuchaba a Aurelio y se moría. Le gustaba más que todos.'

 En otro programa radiofónico de los años 80, de Radio Cadena Cádiz, a la pregunta de 'que parte o porcentaje de tu vida ocupa el flamenco' el resumía sus andanzas por el arte de la siguiente forma:


            'El flamenco en su vida, no podía presentar ningún porcentaje, puesto que el nunca se había dedicado de forma profesional al cante. El solo era un modesto aficionado que le había gustado el arte desde su niñez. Que había escuchado a mucha gente, porque en Cádiz habían cantado muy buenos cantaores, tanto de aquí como de otros sitios.'

         De niño se iba a los cuartos de la 'Villa de Madrid', de la 'Parra de la Bomba', de 'la Privadilla' y se quedaba en la misma puerta para oír a los cantaores, disfrutarlos y de paso aprender de sus cantes.

La Privadilla

          Hacía 'rabona' en el colegio y se iba al bar "La Cantabria" que estaba en el Corralón de los Carros y allí escuchaba los discos de Vallejo, Marchena, Valderrama, Pinto, Niña de los Peines, etc. Además de ‘La Cantabria’, frecuentaba ‘La Bella Sirena’ y ‘Santa Lucía’. En declaración suya, decía que aquel tabanco de Santa Lucía acudía con su hermano ‘Chano Pepón’ a escuchar la gramola, antes de ir a los cuartos de cabales, lugar donde fue desarrollando su peculiar forma cantaora. Otro lugar de parada obligatoria y por consiguiente de escucha, fue la tienda de 'Los Leones', un bar que estaba situado frente a Correos en la Plaza de las Flores, en el lugar que ocupa hoy Unicaja.

       Por otra parte, al estar su casa situada encima de la Villa de Madrid, tuvo ocasión de escuchar a los mejores cantaores del momento. A través de una ventana escuchó a Aurelio, a 'Chiclanita', a 'Pericón', a Antonio 'El Peste', a 'El Ruiseñor', a Antonio 'El Herrero' entre otros muchos que evidentemente influyeron en su forma cantaora.

Venta La Palma

         Contaba en la entrevista que ‘aquí ha estado Mairena, Culata, Carbonero, todo al mundo. A Manuel Torre no lo escuché, solo en placa. Aquí estuvo Juan Jambre de Jerez, que decía mi hermano Chano, que si lo cogía bien cantaba mejor que Manuel. Yo lo escuché ya de mayor y cantaba por seguiriyas que quitaba el sentío’.

           Hay que recordar que Juan Jambre, natural de Jerez, se llamó Juan Flores Pomares e hizo el servicio militar en Cádiz, siendo muy amigo de los hijos del Mellizo. De hecho, la única foto que se conserva del genio del barrio Santa María, la tenía él, prestada por Antonio ‘El Mellizo’ y no devuelta. Pero gracias a la intervención del escritor y flamencólogo Augusto Butler Genis, “Máximo Andaluz”,  pudo ser reproducida, hecho que ocurrió en los años 40 del pasado siglo, en el tabanco jerezano “El Callejón”, sito en la calle Lencería. 

            Añadía que el cante del cuarto es diferente al del disco y los aficionados de ahora, muchos, lo que hacen es una fotocopia del cante. Hacen lo mismo que hace el disco y claro estos deben aportarle al cante algo suyo que los distinga de los demás. El canta con cositas de uno y otro a modo de popurrí, pero al final ha configurado una inequívoca y única forma de cantar.

             Ahora ya no tengo mucha fuerza, puesto que he bebido y fumado mucho y añadía que lo que le dijo Felipe 'La Frasca' (Padre de Felipe Scapachini) era verdad, “que para escucharlo tenían que acostarse con él y taparse”.

          Contaba así mismo que: "Un artista que tenga mucha fuerza y no sabe administrarla, ese no sabe cantar. Si el cantaor administra la voz y los bajos ese sí que sabe.”“Los cantes son como se expresan. Uno puede cantar por seguiriyas y estas no están bien expresadas y sin embargo canta por fandangos y es capaz de hacer llorar. ¡Eso para mi es el cante!”

Chano Lobato, Ramón Jarana y Niño de los Rizos


Ramón Jarana, Chano Lobato y Niño de los Rizos



Escuchemos ahora un corte del programa de radiocadena Cádiz, dirgido por Paco del Río, donde interviene Ramón y el guitarrista Miguel Armario (a) Miguel Borrú y en donde cuenta este último, sus andanzas flamencas con Ramón. No tiene desperdicio.


A1.- MIGUEL BORRU_HABLA SOBRE LAS FIESTAS ANTIGUAS CON JARANA. 



Miguel Armario 'Miguel Borrú'





            Es evidente que Ramón fue una persona modesta, sencilla y llana, que nunca se la dio de cantaor, teniendo unas cualidades magníficas para el cante, aunque tuviera la voz cortita y carente de fuerza, pero muy afillá y con mucho gusto.

             La vida de Ramón Jarana no fue un camino de rosas En su juventud trabajó en la imprenta Cerón, pero tuvo que dejarlo por falta de vista. Luego se empleó en la fábrica de fideos "Arroyo", pasando luego a los camiones, como ayudante en Transportes Cela, para posteriormente dedicarse a la venta de lotería.

            Escuchemos una letra por soleá de su autoría, en el estilo 2º del Mellizo, alusiva a su última profesión:

AUDIO A2.- SOLEA_SI QUIERE QUE TE TOQUE (CA-ME-02)_Guitarra Antonio Cepero  

"Si quieres que te toque la lotería
juega con Ramón Jarana
por lo menos treinta días".



 

(CONTINUARÁ........)