martes, 24 de marzo de 2015

Macandé: Curiosa noticia de 1922



Gabriel 'Macandé' (dcha)  y un amigo. Foto inédita (sobre 1940)


En 1.947, fue el año de la mayor tragedia ocurrida en Cádiz. El 18 de agosto, -recordareis los más mayores- ocurrió la terrible explosión de los depósitos de minas de la base de defensas submarinas ubicadas en el barrio de San Severiano, donde perecieron 155 personas y hubo más de 5.000 heridos.

Ese mismo año -Antonio Machín-, abría la temporada de verano, en el Cortijo de los Rosales. Después del cubano, actuó Pericón acompañado de la guitarra de Capineti, cosechando ambos un rotundo éxito de crítica.

También en 1947, el toro “Islero” de la temible ganadería Miura, acababa con la vida del genial “Manolete”, en la plaza de toros de Linares.

El tan citado 1.947, fue el año en que falleció Francisco Gabriel Díaz Fernández, “Macandé” para el arte flamenco. Más concretamente, el 6 de diciembre, día en que nos brindó su último adiós jondo, desde el desaparecido hospital psiquiátrico de Capuchinos, víctima de una enfermedad mortal. Había venido al mundo el 09/06/1897 en el flamenco barrio gaditano de La Viña.

Exterior del Convento de Capuchinos (Foto AHMC)

Interior del Convento de Capuchinos. Hoy desaparecido. (AHMC)

Sobre sus primeros años y más concretamente referido a su familia, nos cuenta el emeritense Eugenio Cobo, autor del libro “Pasión y Muerte de Gabriel Macandé”, el autor que mejor lo ha biografiado, -aunque intentaré en la medida de mis posibilidades, introducir nuevos datos y elementos de juicio-, lo siguiente:

“Poco o nada se puede saber de los padres de Gabriel antes de principios de siglo. Si ella provenía de la familia de los Cachucheros, o si estaba emparentada con los Ortega del Almendro o los Ortega de Málaga de Juan Breva, todo eso es imposible saberlo. Si el padre tenía ascendencia santanderina, es igualmente incomprobable. También “El Negro” me afirmó que Gabriel era sobrino del Nitri.”

Pues bien, de imposible nada, pues aquí van datos “comprobables” e inéditos sobre la familia de Macandé.

El Padre se llamó Francisco Díaz Fernández, nacido en Cádiz en 1859 y su madre Josefa Rafaela Fernández Heredia nacida también en Cádiz en 1861.

Los abuelos paternos de Macandé fueron José Díaz García de Puerto Real y Agustina Fernández de San Fernando. Hermano de su abuelo fue el gran torero Paco de Oro (Francisco Díaz García- Cádiz 17/2/1840), padre de Pepa de Oro (Josefa Díaz Fernández -Cádiz 29/1/1871). La segunda mujer de Paco de Oro se llamó Agustina Fernández Fernández, alias Agustina “La Bizca”, cantaora, hermana de los célebres Viejo de la Isla y de María Borrico.

Por consiguiente la familia paterna de Macandé estuvo entroncada con la flor y nata del arte del toreo y del cante, pues amén de los citados, pertenecen a esta dinastía los Cantorales, los Ortegas gaditanos, Enriqueta Díaz “La Macaca”, Los Lavis, etc…, es decir de casta le viene al galgo.

Se cuestionaba mi amigo Javier Osuna en su blog, sobre si el apodo de Gabriel fue el de "Magandé" o "Macandé", inclinándose sobre el primero con total acierto, pues MAGANDÉ fue el apodo de su hermano Juan, también conocido en el arte como Juan 'El Feo", del cual seguramente adoptó el remoquete. Por cierto, el hermano tenía por lo que se vé, muy malas pulgas.

1906 07 11_La correspondencia de Cádiz

Así que la noticia del Heraldo de Madrid de fecha 05 06 1904, relativo a los 'duros antiguos' encontrados en la playa de San José (hoy playa de La Victoria) y que dio origen al célebre tango de Los Anticuarios del Tío de la Tiza  y que hacía referencia 'al gitano Magandé', bien pudiera ir referido a su hermano Juan, en vez de Gabriel, toda vez que este no había cumplido aún, los siete años de edad; el periodista -en dicho caso- hubiera empleado la palabra de 'gitanillo' en vez de 'gitano'.

Manolo Vargas-Andrés Heredia, Londres 1961 (Tanguillos, Aquellos duros antiguos) Jalea Pericón de Cádiz


No obstante, en abril de 1908, el Diario de Cádiz se refiere a este como Macandé:



En 1914, nuestro personaje parece que anduvo por Almería, donde le multan, al apedrear a un carrero.

1914 08 17_Crónica Meridional (Almería)
Nuestro personaje, presentó desde su más tierna infancia cuadros psicóticos que alteraban gravemente su carácter, trastorno que le motivó, no pocos problemas, como el anteriormente descrito. Quizás y digo solo “quizás”, de esa desesperanza, inestabilidad y desilusión por la vida, nace el cante – puro, desgarrador y llorado-  de Gabriel Macandé Fue un gitano inquieto, solitario y viajero, pero muy pulcro, cuentan los que lo conocieron que siempre iba pobremente vestido con chaquetilla blanca, gorra y pañuelo de seda en la garganta, pero inmaculadamente limpio.

También fue bastante generoso, regalaba su propia ropa y calzado, a personas que él entendía más humilde si cabe que él.

Como es bien sabido, su 'modus vivendi' era la venta de caramelos, oficio con el que ayudaba a su familia desde la infancia, primero bajo las órdenes del Sr. Heliodoro Soto y posteriormente a título personal, llegando inclusive a fabricar los suyos propios, los cuales los envolvía con cromos de toreros, tales como Belmonte, Gaona, Rebujina, etc..

Famosísimo fue su pregón de venta de dicho producto, que empezaba, tal como describió acertadamente Eugenio Cobo...

"A la salida de Asturias
a la entrada de la montaña
fabrico mis caramelos
'pa' venderlos por España"

Este primer verso, -que yo conozca- solo lo graba Pepe Pinto con la guitarra de Manolo de Carmona, en un audio titulado 'pregones callejeros'' aunque el bueno del Pinto lo mete por Bulería por Soleá en vez de por Asturianadas que era como parece ser lo cantaba Macandé.

Pepe Pinto - Manolo de Carmona_Pregones Callejeros'


El que lo graba 'casi completo', pero sin el primer verso citado es el portuense José de los Reyes Santos, mas popularmente conocido como ·'El Negro del Puerto'. Cantaor no profesional que fue amigo de Macandé.

Negro del Puerto y Antonio Núñez

Negro del Puerto_Pregón de Macandé




Esta otra noticia también del Diario de Cádiz, relativa a sus pregones de venta de caramelos, apareció publicada en El Diario de Cádiz en 1.917, seguida de un trágico suceso.


Pero la noticia más curiosa que traemos hoy al Callejón del Duende, es la publicada en El Noticiero Gaditano de fecha 26 06 1922, donde el personaje -y nos nos cabe duda- es Macandé.

La fiesta taurina de ayer en el Puerto de Santa María.

(Luis Gonzalez-Campos)

- Toreaban Chanito, Amuedo y Posadas, 6 toros de Manuel Rincón.

.../...

"- Al salir del circo, la gente forma corro para escuchar a un popular jovenzuelo gaditano, vendedor de caramelos, que con bonita voz y flamenca escuela de cante, pregona su mercancía...

¿Quién...los quiere... de canela?
¡caramelos.... vendo.... ¡yo!!
yo los traigo... de vainilla.
de naranja... y de limón
¿Quién quiere... los caramelos?
¡son de Cai... los vendo yo!"

A la vuelta nuestro cronista taurino, adquiere previo pago de 1,45 pesetas, un modesto billete de tren de tercera clase con destino hacia Cádiz y continúa con su relato:

"El viaje será incomodo, pero suenan palmas y olés, una voz juvenil canta... pero en <cante jondo> del más puro estilo <cañí> la siguiente copla.

Arbo que te llamas... chiplé (¿ciprés?)
que te crias entre los muertos,
dime donde está mi mare,
que... la... busco... y no la encuentro!

- Ahora te <toca> a tí; canta tú, ordena una voz a otro muchacho; y este después de toser dos o tres veces, canta: (Es muy posible que el compañero de viajes de Macandé, fuera el Negro del Puerto)

Si tu quieres a mi enemigo
dar...le... una <satisfaición>,
dile... que ¡de hacer bien contigo
me duele hasta el corazón!

Las palmas y los olés se repitieron y el primero que había cantado, entonó el siguiente sonoro <fandanguillo>:

¡¡¡Anda, pícara gitana!!!
que... tas vendío, por los moños
y no tas querío comer...
de la lechuga el <cojollo>...."

Como veis, muchas veces merece la pena “comer polvo” en las hemerotecas, pues se descubren datos de enorme interés para la flamencología.

Despido esta entrada con la voz del amigo malagueño Antonio Álvarez Rosales (a) 'El Álvarez', entonándose con la guitarra de Azules por fandangos de Macandé en un audio grabado el 05 10 2006. Este cantaor, es a mi juicio, quien mejor interpreta este trágico y emotivo fandango gaditano, que por mor de Macandé, se aclimató en Málaga y fue cuidado con mucho esmero, por los mejores cantaores malagueños.

El Álvarez y Antonio Barberán en el Rebujina (Cádiz-2013) Foto Rufo

El Alvarez y Azules_Fandango de Macandé