martes, 4 de diciembre de 2012

"En Cádiz hay que morir....."





¡En Cádiz hay que morir!, o eso mismo deben pensar algunas ballenas... por lo menos cada cierto tiempo.

 Pues resulta que en enero de 1846, una ballena vino a morir a las costas de Cádiz, más concretamente a la altura del Ventorrillo El Chato.  El periódico gaditano El Nacional de fecha 19 de enero de 1846, recogía lo que sigue:


Lógicamente la noticia transcendió no solo en Cádiz, sino en las poblaciones limítrofes que acudieron en masa a ver  al citado cetáceo. Tan es así, que inclusive la prensa madrileña se hizo eco de tan inaúdito suceso:

El Heraldo (Madrid). 24/1/1846

- UNA BALLENA ARROJADA POR EL MAR - Dicen de Cádiz que sobre la playa del ventorrillo del Chato ha arrojado el mar una ballena muerta, que según se dice tiene más de 20 varas de largo.

Muchas personas han ido a ver este pez que es para Cádiz un verdadero fenómeno, porque no se sabe que haya aparecido nunca ninguno de su especie or aquellas inmediaciones.'

El Heraldo (Madrid). 26/1/1846

Escriben de Cádiz:

Gran novedad ha causado, como era de esperar, la aparición de la ballena que se halla todavía en la playa del Sur. Pocos habitantantes de Cádiz habrá que no la hayan visto y también de varios pueblos cercanos ha venido bastante gente con el objeto de contemplar un pescado de tan grandes dimensiones. 

Tiene de largo veinte y cuatro o veinte y cinco varas, y de ancho cinco; y según aseguran algunos es pequeñito el animal porque dícen que es una cría. Si la ballena que hemos visto es pequeñita ¿qué no serán las regulares o las grandes?.


Pero como la historia suele repetirse, el mismo suceso ocurrió en 1925, esta vez en la playa de Puntales.

El Heraldo (Madrid) 16/12/1925

Para que nos hagamos cargo de las dimensiones del 'animalito' basta solo observar la foto que insertó en su publicación la revista 'La Unión Ilustrada' en fecha 03/01/1926.


Dicho hecho provocó obviamente, que las agrupaciones de Carnaval de ese año cantaran el mencionado suceso en sus socarronas coplas, pues la historia de Cádiz, como se sabe, no se escribe, sino que se compone. Una de estas agrupaciones fue el Coro en carroza 'Los Esquimales Groenlandeses' de Manuel López Cañamaque (letra y música) que obtuvo el tercer premio en 1926. Entre sus letras cantaron una que se principiaba de esta manera “A medios de diciembre, antes de la nochebuena, apreció en la playa de Cádiz, el cadáver de una ballena”


Los Esquimales Groenlandeses (1926)



El Diario de Cádiz de fecha 01 05 1926, viene a insertar la que puede ser una de las primeras letras del proto carnaval gaditano, referida a la noticia de 1846 anteriormente  citada, demostrándo la inclinación natural que existe en esta tierra, de sacarle 'chispa' a todo lo que caiga en nuestras manos.

Coplas Nuevas  sacadas a la Ballena que arrojó al mar en la costa de Cádiz, el día 14 de Enero de 1846. Letra, cuya copia literal en una hoja suelta se conserva en la Biblioteca provincial de Cádiz.



Pero este año la historia volvió a repetirse y así la recogió nuevamente el Diario de Cádiz de fecha 24/01/2012

'Hallado el cadáver de una cría de ballena en la Bahía de Cádiz

Se trata de una hembra de la especie rorcual común de unos diez metros de longitud que llegó a las aguas del Parque Natural el sábado por la tarde

Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente están analizando durante este lunes el cadáver de un ejemplar juvenil de ballena que se encuentra varado en el saco interno de la Bahía de Cádiz. Se trata de una hembra de la especie rorcual común de unos diez metros de longitud que llegó a las aguas del Parque Natural el sábado por la tarde, donde finalmente murió por causas que no han podido ser determinadas hasta el momento. '

Es obvio que -al menos- a las ballenas les gusta 'morir en Cádiz'.