lunes, 25 de marzo de 2013

Los cantes mineros a través de los registros de pizarra y cilindros.


Comentar una obra de la magnitud de esta, editada por los autores con la colaboración de El Flamenco Vive S.L a finales del año pasado, es algo que escapa a mis posibilidades de investigador. Solo puedo alegar que nunca me topé con un estudio tan exhaustivo, serio y analítico, de una serie de cantes y estilos a los cuales denominamos 'cantes mineros' o 'del Levante'.

Es más, ni siquiera sé como apellidar a este impresionante trabajo de 568 páginas, si como Tratado, Vademécum, Enciclopedia o Tesis Doctoral y que además nos viene acompañado para su disfrute y como guía de escucha, de 168 grabaciones en formato mp3, extraídos de distintos soportes de cilindros de cera y placas de pizarra.

Conozco personalmente  a los dos autores, Rafael Chaves Arcos y Norman Paúl Kliman, que amén de ser dos excelentes personas e investigadores, son netamante flamencos, de 'mistó' como dirían en el XIX, así que lo venga de ellos, bienvenido sea apriori y también a posteriori porque después de la lectura completa de la obra, solo puedo deciros 'chapó y muchísimas gracias por la parte que me toca. Agradecer personalmente a mi amigo Rafael, su dedicatoria personal hacia el que suscribe, que sabes bien que no merezco, pero que agradezco de corazón.

Como su nombre indica, esta obra recoge la casi TOTALIDAD de las grabaciones existentes de los antiquísimos cilindros de cera del finales del XIX hasta las placas de pizarra que se impresionaron hasta mediados de los 50; es decir, casi 70 años. periodo que supuso por ende, la fijación de la mayor parte del corpus estilístico del cante flamenco, lo cual es todo un universo.

Con esta obra se dirime en esencia, la configuración histórica de este grupo de cantes, sus corrientes de transmisión, con la atribución a modo de catalogación formal, -lo cual nos permite su posterior identificación-, bien al intérprete que lo inventó o bien al que lo recreó, logrando con ello su posterior diferenciación, tal como realizaron en su momento los excelentes investigadores Luis y Ramón Soler en su libro 'Antonio Mairena en el mundo de la Seguiriya y la Soleá"

Destacar sobremanera, el análisis de la ejecución musical de estos cantes a cargo de Norman, donde tras largas escuchas, ha podido identificar inclusive a muchos guitarristas cuyos nombres no aparecían en los créditos de las placas. El estudio del toque a lo largo de esos 70 años, a buen seguro aportará nuevas apreciaciones para los estudiosos de la guitarra flamenca.


 Un trabajo de estas características, advierto no es para leerlo de corrido, porque tampoco es lo pretendido por los autores que han empleado más de siete años para su culminación. No obstante servirá sin duda de herramienta  imprescindible para los estudiosos e intérpretes de este tipo de cantes, amén de guía de escucha, cuya recopilación es impagable, así como el estudio estilístico y catalogación de dichos cantables.


Esta magna obra, además viene perfectamente estructurada y contiene seis Anexos que refuerzan y enriquecen las explicaciones desarrolladas en la misma, y que son los siguientes:

1) Coplas de los cantes mineros registrados en pizarra y cilindros.

2) Estudio de los ‘cantes acompañantes’ de los estilos mineros.

3) Resumen de la evolución del acompañamiento de los cantes mineros.

4) Diagramas de los cantes mineros y su acompañamiento en los registros antiguos a través del tiempo.

5) Cafés cantantes y otros establecimientos flamencos en las tierras mineras.

6) Nómina incompleta de flamencos y troveros de las provincias de Almería, Jaén y Murcia.

Este libro que recomiendo como imprescindible, se puede adquirir entre otros sitios en la web de El Flamenco Vive, más concretamente en este enlace:  El Flamenco Vive 


No puedo terminar esta entrada, sin poner a mi admirado José Monge 'Camarón'' que también por estos tipos de cantes fue un verdadero 'mostro'.