sábado, 30 de marzo de 2013

Vámonos de Fiesta....


En el Diario mercantil de Cádiz 28 10 1828 se publicaba el siguiene BANDO DE BUEN GOBIERNO

D. Felipe de Fleyres, Caballero de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, Gobernador militar y político de esta plaza (Cádiz)

Art. 12. Que los dueños de cafés, neverías, cervecerías, confiterías y otra casas públicas y de juegos lícitos, cuiden de la buena conducta de sus mozos, de la compostura en las reuniones, de que no se hable de gobierno, y de que no se permitan escándalos, disensiones ni ruidos. Estas casas se cerrarán precisamente a las 10 de la noche en invierno y a las 11 en verano; y a los contraventores de este artículo se impondrán las penas correspondientes según el grado de culpa y circunstancias.

Art. 15. Que en las tabernas, tiendas de montañeses y puestos de licores no haya cánseles, biombos, cortinas, mamparas, ni cuartos interiores ocultos y destinados a encubrir la embriaguez e impureza, bajo pena de cerrarse estos establecimientos y no permitir a sus dueños este tráfico con ofensa de las costumbres públicas.

Art. 20. Que nadie transite por las calles cubierto el rostro, ni con máscara, ni disfraz alguno, bajo las penas de las leyes.

Art. 50. Siendo las horas de la noche destinadas para el descanso de las fatigas y tareas de los trabajos del día, como al mismo tiempo las más indispensables a conservar el sosiego y tranquilidad de la humanidad doliente, se prohíbe absolutamente toda clase de música, TANGOS, JALEOS de palmadas, gritos y CANTARES DESHONESTOS productivos de borracheras, robos y otras consecuencias de la mayor consideración.

Con estas leyes tan restrictivas, nos preguntamos como pudo una Ciudad como Cádiz ser tan bullanguera y dada a la fiesta. Por las noticias repescadas de la prensa histórica, nos van aclarando -poco a poco- que con lo que respecta a esta Ciudad, el barrio de La Viña se llevaba la palma (1844.- Un jaleo pobre en el barrio de la Viña). En estas dos noticias observamos que 'concluído el drama se bailaran jaleos andaluces o una fiesta en el barrio de la Viña', repitiéndose el mismo espectáculo al año siguiente (1850). Es precisamente esta época donde se va configurando -poco a poco- esto que llamamos flamenco y que todavía desconocemos el por qué de dicha denominación.

 

 Ya en 1870 se anuncia en prensa (Teatro Circo Gaditano), el baile español 'Una fiesta flamenca'.


El Diario de Cádiz de 04 04 1906, nos deja esta sabrosa noticia ocurrida en la vecina localidad de Chiclana y la rotula como 'Fiesta Andaluza', pero fiesta andaluza como sinónimo de flamenca y taurina, no como anteriores noticias, donde lo bolero era lo que imperaba.....

'Repuestos del susto mediante unas copas de vino, empezó la fiesta, tocando magistralmente la guitarra el aplaudido aficionado don Fernando Gómez, cantándose, entre otras cosas, unas magníficas malagueñas El Chiclanero (Manuel Muñoz), soleares Manuel Ortega, y una angelical niña, sobrina del Sr. Ofarrell (creo que se trata de La Niña de Chiclana), interpretó unas guajiras que parecían arrancadas de la propia manigua'

Aunque poseo el audio de esta Niña de Chiclana, he preferido invitar a los viitantes del Callejón, a esta versión de dicho cante en la portentosa voz de Carmen de la Jara y la guitarra de Juan José Alba (Este audio pertenece al doble CD - Tesoros del cante antiguo gaditano, que le produje en el 2009)

Guajiras de la Niña de Chiclana