miércoles, 10 de abril de 2013

Soleares y Seguiriyas del Mellizo en el Templo de los Gallos


Las 'riñas' de gallos ingleses fueron tan famosas que hasta los mismos conquistadores españoles exportaron estos combates a las Américas, aunque su historia se remonta a mucho tiempo atrás.
Soltadores griegos
Dicha práctica pasó de ser un recreo marginal y violento, tolerado y prohibido en determinadas épocas entre los siglos XVI al XVIII a ser recreo burgués, donde en pomposos establecimientos llamados 'Circos Gallísticos' se establecían apuestas, llegando a tener muchos adeptos entre los que se encontraban la gente flamenca, torera, industriales montañeses con tienda abierta e incluso bodegueros de postín. En Cádiz y su Bahía, así como en Jerez, existieron algunos de estos establecimientos, donde concurrían muchos aficionados de los llamados 'castizos'.

Diario de Cádiz 25 01 1887

"El pasado domingo y con muchísima concurrencia se inauguró en la plaza de Jesús Nazareno el nuevo reñidero de gallos de nuestra ciudad. Hubo varias peleas, llamando la atención de los aficionados un gallo cenizo propiedad de Trujillo. Todos los gallos que se presentaron a las peleas eran propiedad de vecinos de Cádiz, pero para la próxima semana está prevista la presencia de gallos de San Fernando, Sanlúcar y Chiclana."

Otro Coliseo gallistico famoso fue el enclavado en el número 1 de la calle Desamparados, destruído por un incendio el 24 de febrero de 1958. Al parecer un cigarro mal apagado provocó el incendio que acabó con el establecimiento que era completamente de madera. 

 El último de estos Circos, se estableció en la Avenida de Portugal, antigua calle Adriano, en la trastienda de un bar y ultramarinos.

En una anterior entrada ( Enlace ) ya cité a algunos de los exportadores  y criadores más famosos de esta ciudad. Galleros fueron por ejemplo, los cantaores Francisco Lema 'Fosforito' que acabó su vida en Madrid precisamente de encargado de una gallera y Diego Antúnez, el torero Hermosilla, etc... Uno que fue muy famoso, en los primero años del siglo XX, fue el industrial Antonio Ortíz Camacho fallecido el 21 de abril de 1942, cuando tenía 66 años de edad. Este amén de ser exportador de gallos, tuvo un establecimiento muy flamenco al cual rotuló con el nombre de 'Los Gallos', enclavado en la Plaza de la Cruz Verde (muy posiblemente en donde estuvo con posterioridad el bar 'El Gavilán')  y en donde concurrieron no pocas juergas flamencas de postín, donde tomaba parte el propietario, al cual apellidan en la noticia que abajo inserto, 'El Fleta de los Martinetes'.





Varios días después de su inauguración, los cantes de Enrique el Mellizo aparecieron bajos los trémolos del guitarrista Capinetti, presente en la fiesta.
El Noticiero Gaditano 15 05 1925