sábado, 13 de octubre de 2012

“El simpático y popular cantaor 'Diego Antúnez'

(Publicado en la web Los Caminos del Cante)
                
               Diego Antúnez fue un personaje gaditano con enorme popularidad en Andalucía e inclusive en la villa y corte de Madrid.  Cantaor largo que actuó con las primerísimas figuras de su tiempo -brillando a notable altura-, animador de fiestas y saraos aristocráticos, humorista nato, empresario de Cafés-Cantantes, maestro de cuadros flamencos, gallero, tablajero  e inclusive torero en su juventud y por consiguiente un enorme aficionado y entendido del mundo taurino. Todas estas facetas configuraron su extraordinaria personalidad, la cual con el debido soporte documental iremos trazando para general conocimiento.

               El investigador sanluqueño, Servando Reppeto ya nos dio a conocer su localidad de nacimiento; Sanlúcar de Barrameda, así como su segundo apellido NICOLA y la fecha en que este vino al mundo, que fue un 30 de agosto de 1865. Pero se desconocía  la fecha exacta de su defunción que fue la de 18 de febrero de 1942, cuando Diego Antúnez vivía en Cádiz en la calle Campo de San Roque nº 9 sito en el Barrio de Santa María.  Falleció conforme a la partida de defunción del Registro Civil de Cádiz, víctima de una gangrena senil en una de sus piernas.  La enfermedad fue producida conforme a la manifestación de uno de sus nietos, el cantaor “El Piti”, porque tropezó con una piedra de mármol que calzaba la pata de una mesa. La herida se complicó dada la avanzada edad de nuestro personaje, provocándole el fallecimiento.  A la fecha de la fallecimiento se encontraba viudo de María Fernández Besola y con él vivía sus dos únicas hijas, Isabel y María, esta última, madre de los flamencos José  Jiménez Antúnez “El Piti”, Loli “La Revoltosa  -mujer de Pepe Roldán-, Jesús  y Diego “EL Bojiga”, estos dos últimos ya tristemente fallecidos.

  Piti en el cuadro del Torre Bermejas

 
 Diego Antúnez que vivió desde los 10 años en Cádiz, aunque posteriormente fijó su residencia en Sevilla y también en Madrid, era hijo de Francisco Antúnez Sánchez, natural de Sanlúcar de Barrameda, tablajero y fallecido en Cádiz el 12-1-1885 y de Carlota Nicola Sánchez, natural de Cádiz y fallecida el 24-6-1901.   En 1902 vive en la calle Santo Domingo nº 6 junto a su esposa María Fernández Besola en casa de sus suegros; Manuel Fernández Monge trabajador del Matadero y María Besola. La profesión que le atribuyen en el Padrón es la de Tablajero. 

                         Diego Jiménez "Bojiga" magnífico bailaor por chuflas

Una hermana de Antúnez, Carlota, se casó con José Ortega Ramírez, hermano del torero Antonio Ortega ‘El Marinero’, ambos, hijos del acreditado torero Manuel Ortega Díaz "Lillo".

“El Marinero” que fue un importante torero, en cierta ocasión organizó una fiesta en honor del importante actor, músico y poeta D. Julián Romea y celebrando la habilidad de los cantaores, llegó a decir lo siguiente, conforme recoge la crónica del periódico EL GLOBO (01 01 1919):

         “- La 'melosía' que contiene el cante flamenco no es comparable con ninguna otra 'melosía'.

           Antúnez, después de dedicarse una larga temporada al mundo del toro  y al flamenco, vuelve a Cádiz en 1908 y adquiere la antigua “Jardinera” que convierte en el Café-Cantante ‘Novedades’; local  por donde desfilaron las mejores figuras del momento, como veremos a continuación en las relación de noticias que se insertan del Diario de Cádiz:

DIARIO DE CADIZ 10-04-1908

"Los aficionados al cante y baile andaluz aplaudirán a las principales notabilidades existentes hoy en el género. El gaditano y popularísimo Diego Antúnez, que después de largos años de ausencia de Cádiz -conservando siempre vivo el recuerdo de su patria y pregonando sus excelencias regresó adquiriendo la propiedad del establecimiento "La Victoria" en Extramuros que luego transfirió a otro industrial, vuelven a cultivar el género en que tantos aplausos conquistara presentándolo en Cádiz, donde existió gran afición y hace años que no se practica.

Ha elegido para ello los Extramuros de la ciudad, sitio de concurrencia especialmente en las noches de verano, instalando un bonito salón que ha bautizado con el título de "Novedades" en la que fue la antigua "Jardinera", próximo a la Victoria.

En la inauguración debutará Pastora Pavón "La Niña de los Peines" que figuró en la fiesta sevillana el Eslava como una de las principales estrellas, que está reputada en justicia como la mejor cantadora de tangos, que tiene hermosa voz y delicioso estilo y que hay momentos en que al cantar parece que gime y llora, obteniendo los mejores efectos.

Está igualmente contratado para debutar el 8 de mayo José Medina llamado "El Niño Medina" de quien se dice que fue el héroe de la tarde en la fiesta del Eslava de Sevilla, haciendo verdaderas filigranas en las malagueñas, el garrotín, guajiras y jotas, que los aragoneses aplaudían de pie y con frenético entusiasmo.

En la inauguración debutará la aplaudidísima Inés Ortega, que entre sus canciones dará a conocer la famosa danza del Garrotín.

Actuará en este cuadro, cuyo programa aún no está terminado, el profesor de guitarra Don Manuel Pérez "El Pollo".

También funcionará un magnífico gramóphono como es costumbre en los últimos tiempos en estos espectáculos."

DIARIO DE CADIZ 21 06 1908

“El salón de Diego Antúnez en los extramuros, sigue estando favorecido por el público todas las noches. Ha conseguido dar cita a las mejores y más afamados artistas del género andaluz. El centro de atención es la famosa "Niña de los Peines", cuyo tangos, malagueñas, seguidillas y soleares, son inimitables y siempre logran las ovaciones del público. Junto a ellas destacan "Niña del Recreo" y la bailarina Carmela "La Bendaño". El popular "Chiclanita" y el maestro de guitarra Manuel Pérez "El Pollo" completan un cartel insuperable."

DIARIO DE CADIZ 09 08 1908

"Contratado por Diego Antúnez para el Salón de Novedades de los Extramuros, ha comenzado a actuar el conocido cantante del género andaluz Niño de Torres, que ejecuta de manera admirable los tangos, seguidillas y peteneras y que goza de mucha fama. A escucharlo concurren a diario numerosos aficionados. En el nuevo cuadro también destaca un muchacho conocido como el 'Chatito de Chiclana'. Los tranvías, siempre deferentes con los deseos del público, paran frente al Salón de Antúnez cuando así lo solicitan los viajeros."

DIARIO DE CADIZ 26 08 1908

"En el Salón Novedades en los extramuros, están actuando con gran éxito las hermanas "Camelias", que ofrecen bailes modernos y una origina 'matchina'. En el mismo salón, que regenta nuestro amigo Diego Antúnez, sigue actuando diariamente Manuel Torres con sus tangos, peteneras y seguidillas.”

Como no podía ser de otra forma Diego Antúnez también fue criador de gallos de pelea, y es que l’o castizo’ englobaba en un mismo mundo  al triunvirato indisoluble GALLOS DE PELEA-TOROS-FLAMENCO.

DIARIO DE CADIZ 02 12 1910

AFICION GALLISTICA:

“Varios aficionados de nuestra ciudad a las riñas de gallos han acudido a Sanlúcar para presenciar las peleas entre unos famosos gallos de Hermosilla (*) con los de Antúnez.”

(*) Se refiere , al torero también sanluqueño Manuel Hermosilla, del cual Enrique El Mellizo fue cachetero de  su cuadrilla durante muchos años.

Días después sorpresivamente abandona el café-cantante gaditano para retornar a Sevilla y dedicarse allí a sus actividades artísticas e industriales.

DIARIO DE CADIZ 17 12 1910

"Hoy marcha para Sevilla nuestro paisano, el conocidísimo y original cantante del género andaluz, Diego Antúnez. Hace un paréntesis en sus negocios industriales, cuyo establecimiento de vinos fue uno de los puntos más animados de la calle Aduana durante el pasado verano. Antúnez va a dedicarse en Sevilla a su especialidad y tal vez extienda a Madrid su campo de acción. En los cafés conciertos y salones de Vareités podrá dar a conocer el caudal de su inagotable repertorio, variado y ameno, siempre chispeante, oportuno y feliz. En Diego Antúnez está encarnada la significación del ingenio popular, a un tiempo sentencioso y altivo, y la gracia natural que surge espontánea, sin daño ni perjuicio, siendo ésta una característica de su persona. Que tenga éxito."

En noviembre de 1912, Antúnez viaja a Madrid y el Semanario taurino madrileño de carácter joco-serio The kon Leche  le realiza una divertida entrevista que reproducimos en parte.

THE KON LECHE 10 11 1912

"Ha llegado a Madrid, y ha venido a saludarnos desde el carro que lo ha conducido, el formidable hombre sevillano Diego Antúnez, personalidad de mucho más relieve en la ciudad del Betis que Rodríguez de la Borbolla, aunque ustedes no lo crean, que si lo creen.

Inmediatamente, nos hemos apresurado a interviuvarle. Sus sensacionales declaraciones taurinas verán la luz pública el domingo próximo...

¡Antúnez, venga esa mano!

THE KON LECHE 17 11 1912


".../... Es Antúnez nuestro hombre. Ya comprenderán ustedes que no íbamos a interviuvar a Romanones acerca de su programa político, entre otras razones, porque no lo tiene... Antúnez, en cambio, tiene ideas y no poco gracejo, aparte de conocer al dedillo el ambiente taurino sevillano, que a nosotros nos interesa bastante más que las negociaciones franco-españolas.

Y metidos en harina, hemos conocido la opinión del famoso hispalense, que es bastante optimista en cuanto a sus paisanos se refiere.

- ¿Quien le gusta más -le hemos preguntado -Bombita o el Gallo?.

- ¡Los dos! - nos ha dicho Antúnez con  una firmeza avasallante...."

.../...

“·Y qué opina usted de la actualidad taurina, de la temporada mejicana actual?

- No me hablen ustedes de América. Aquello está 'perdío'. En mis tiempos era otra cosa. ¡ Las tardes de toros que yo he 'dao' por aquellas tierras!

- Pero ¿se había descubierto ya América cuando usted era mozo? -le hemos preguntado con recelo.

- Que si se había descubierto... ¡Hasta la coronilla! Aparte de que yo no soy tan viejo como ustedes creen. Es que estoy un poco gordo por llevar descansando treinta temporadas. Yo, que he alternado con Cúchares, el Chiclanero y el maestro Montes, no me he quedado nunca atrás... ni he perdido el tren. Y eso que me han pegado mucho los toros. ¿Ven ustedes este rodal? (Y nos enseña la coronilla.)

Pues es un bocado de un toro de San Diego de los Paches... El brazo derecho lo tengo más largo, de tirarme los guardias de él... Medimos y en efecto Diego Antúnez lo tiene más largo que los demás mortales.

Para terminar, el viejo torero nos asegura que por efecto de sus continuas cogidas se cansa hasta el extremo de no poder andar seis leguas seguidas ni beber agua.

Sus facultades son ya tan escasas que nota marcada dificultad para morderse en la rabadilla.
Y aquí nos despedimos del popular Antúnez; popular en Sevilla y popular en Madrid... En la última novillada al entrar en el tendido del brazo de Adrián Quijano, fue objeto de una ruidosa ovación.
Eran los ingleses... ¡Porque Antúnez ha dado muy buenas tardes de toros en Gibraltar!”

Saladísima es también la entrevista del mismo semanario realizada a nuestro personaje el 25 de junio de 1913

.../... "Adrian, el de Los Gabrieles, está que no cabe por la calle de Echegaray: Al darle la enhorabuena, le preguntamos si prepara un nuevo astro que revelar.

- Si -nos contesta -Aquí tiene usted a Diego Antúnez, que es posible toree la de Beneficencia.

En efecto, el cantador andaluz nos saluda, y afirma que está dispuesto a volver a los toros.

¡¡ Y nosotros creemos que no lo hará peor que los del grupo A o las de la serie Z!!

- Lo malo es -dice Antúnez- que no estoy muy fuerte en el toreo de capa, y ahí me la va a ganar Belmonte. Figúrese usted qu yo, donde más he 'toreao' es en América... Y allí no se usa la capa... Porque hace mucha calor.”

                Residiendo en Sevilla en 1919,  cuando se dedicaba a la dirección del cuadro de cante y baile del ‘Kursaal’ , un suntuoso local parecido a un teatro, ubicado por aquel entonces en la calle Sierpes y en donde actuaban los mejores artistas del momento, caso de Rita y Rafael Ortega, Estampío, Ramirito, Niño Gloria, Juanito Mojama, las Pompis, Malena, Juana la Macarrona, Concha la Roteña, La Quica, el guitarrista Pepe el Ecijano, etc..   Ocurrió este desagradable suceso:

EL IMPARCIAL 15 01 1919

EN SEVILLA - RIÑA ENTRE FLAMENCOS
Sevilla, 13 (10 noche)

"Un sujeto popularísimo en esta capital, llamado Diego Antúnez, que es director del cuadro de cante y baile flamenco que actúa en el Kursaal,  riñó a primera hora de la noche, en la plaza del Duque, con el cantaor José Jiménez Ruiz.

El segundo golpeó al primero con un fuerte vergajo y le causó en la cabeza heridas de alguna gravedad.- VAZQUEZ.”

Revista Blanco y Negro (27-03-1921)

Un año después  LA CORRESPONDENCIA DE ESPAÑA de 30 03 1920, publicaba lo siguiente:
“En Sevilla.- Por la Empresa que ha tomado en arrendamiento la Venta Eritaña, para dar secciones de 'varietés', ha sido contratado como director artístico el popular Diego Antúnez, que actualmente tiene igual cargo en el Kursaal, de Cádiz.”

Era tal su popularidad que llegó a codearse con toda la generación del 27. Tanto es así, que fue invitado a la Real Venta de Antequera el 18 de diciembre de 1927 a dar una conferencia de flamenco a toda una nutrida intelectualidad, para posteriormente coronar  “al modo romano” a Dámaso Alonso por haber sido  premiado recientemente en un certamen poético de la Real Academia Española. Entre otras crónicas del simpático suceso, recojo lo escrito por Rafael Alberti,  en su libro  “La arboleda perdida”
 
Nuestro viaje a Sevilla culminó con la coronación de Dámaso Alonso en la Venta de Antequera. A mitad del banquete, se presentó Antúnez, uno de esos graciosos que da el pueblo andaluz, para entretener a los comensales. Al final de un discurso, verdaderamente surrealista, colocó sobre la testa reluciente de Dámaso una verde corona de laurel, «cortada —según la crónica de Gerardo Diego sobre este suceso (Lola, 5) — a un árbol vecino por las manos, expertas ya en tales cosechas, de Ignacio Sánchez Mejías». Fiesta de la amistad, del desparpajo, de la gracia, de la poesía, en la que aún resonaron los ecos —tal vez últimos— de nuestra batalla por Góngora.”

              Tal fue el desparpajo de Antúnez que  Blas Vega lo definía de la siguiente manera: "Este sanluqueño lo mismo regentaba un colmao, que el Café-Cantante de la Jardinera de Cádiz, que alternaba en el Kursaal de Sevilla con la gente, o pegaba un camelo a Indalecio Prieto. Era el proveedor e chistes de Alfonso XIII y fue, por encima de todo, el imprescindible e insuperable         animador de cualquier fiesta flamenca"
      Ignacio Sánchez Mejías
                .
En cuanto al dominio y aportación al flamenco habría que destacar las siguientes noticias las cuales comento someramente:

EL NOTICIERO GADITANO 29 12 1919

“El popular Diego Antúnez y nuestro paisano Don José Colomer, el director del Kursaal (*), organizaron un programa de inocentes muy gracioso y original, sobresaliendo entre ellos el cuplé del bombero que explicó y cantó como él sabe hacerlo, y después habló en camelo, hizo la imitación del oso y divirtió a la concurrencia no cesando la hilaridad durante su permanencia en escena.”

(*) El Kursaal estaba ubicado en la calle Arbolí y del cual Diego Antúnez era maestro de cuadro.

                A este cuplé se refiere igualmente Aurelio Sellé en 1969 según recoge el libro de Blas Vega “Conversaciones flamencas con Aurelio de Cádiz”

“To eso son tonterías, eso cuplé que cantaba Diego mucho, era ‘mu’ gracioso, después que cantaba eso de ‘Canela’:

Una noche horrible que dormía en un hotel
y un rápido incendio sucedió
y como mi vida ha sido siempre tan cruel
dormida me pilló
cuando el fuego estaba junto a mi
y era imposible de apagar
un bombero que en mi cuarto entró
junto a mi cama me lo vi
los muebles ardían que era aquello un volcán
y él rápido se vino hacia mí".


 Nano de Jerez haciendo la parodia del Bombero de Diego Antúnez

                Esta parodia, -más que cuplé- sigue de vigente actualidad, toda vez que 'El Nano' de Jerez lo sigue representando cada vez que tiene ocasión. En Cádiz antes que el Nano lo hacían con descomedida gracia, Manuel Rodríguez de Alba ‘El Brillantina’ de donde lo adoptó el Nano, Manuel ·’de Jesulito’ y por último el humorista y sin par gaditano, ‘Sardinita’.

Jineto, Lola Flores,Pablito de Cádiz y Brillantina

                Aunque en honor de la verdad, hay que decir que la autoría de la letra no le corresponde a Antúnez, sino a Eduardo Montesinos sobre una música popular rusa, habiéndose representado por vez primera dicho cuplé, en el madrileño Salón de Actualidades en 1904 por la cupletista Elisa Romero. 

                Antúnez es además uno de los precursores de las bulerías de Cádiz de corte humorístico, la que podríamos denominar “chufla” y que tiene evidente influencia carnavalesca, caso de las bulerías “La otra tarde se coló en mi casa un  simpático cigarrón” impresionada por vez primera por el cantaor Manuel Vallejo y  En la bombilla señores me dio a mi la chiflaura” impresionada por Pericón y Manolo Vargas. Ambos cuplés por bulerías, estuvieron muy de moda por los años 20 del siglo pasado.






                Pero Diego Antúnez no solo fue un artista flamenco de corte humorístico, pues cultivó a muy buena altura otros cantes como las guajiras, soleares, bulerías, polos y seguirillas, definiéndole el Diario de Cádiz con un 'repertorio inagotable de cantes'.

                Tan es así que el notable guitarrista Manuel Gómez Vélez “Manolo de Huelva” declaró en prensa que cuando llegó a Sevilla en 1910 para convertirse en guitarrista profesional, era  uno de los pocos cantaores junto a D. Antonio Chacón que cantaban Polos a su ritmo exacto.

                También su amigo y maestro D. Antonio Chacón -porque Diego Antúnez era fiel seguidor del fenómeno jerezano -  declaraba su extenso conocimiento del cante,  en una entrevista publicada en El Heraldo de Madrid (14 02 1929):

"Y entre los mejores, al veterano y simpático Diego Antúnez, el único que canta hoy la "soleá grande".

                En igual sentido declaraba Joselito el de la Morala en una entrevista de 1922 (La Voz- Madrid de 17 06 1922) cuando expresaba lo siguiente:

"Como entendido, como catedrático del cante, tenemos hoy a Antonio Chacón, y es un gran aficionado por todos los cantes Diego Antúnez"

                Prueba de ese conocimiento es que con Chacón, formó parte del jurado en un concurso flamenco para cantaores no profesionales celebrado en marzo de 1925 en Sevilla. Acto organizado por la directiva de "Fomento del Arte Popular Andaluz", entidad patrocinada por el Comité de Exposición Iberoamericana y por el Ayuntamiento de Sevilla (ABC de 17 03 1925)

                En Agosto de 1919, Diego Antúnez junto con el guitarrista “El Niño de Huelva” fue contratado para actuar en Bilbao en el palacio de Villa-Amena, propiedad de los condes de Heredia-Spinola, donde se celebró una fiesta flamenca donde concurrió casi toda la aristocracia y nobleza de por aquel entonces.

                Dice la crónica lo siguiente (El Imparcial 24 08 1919):

"Llegados expresamente para la fiesta, sin descansar del largo viaje, ambos artistas no mostraron la fatiga, y el uno arrancando a las cuerdas de la guitarra notas dolientes y notas alegres, y el otro, con voz no muy extensa, pero con clásico estilo, ya suspirando tiernas guajiras o dulces soleares, ya, como en la imitación del oso, derrochando gracejo, mantuvieron viva la animación durante toda la noche."
                El Diario de Cádiz del día 19 de febrero de 1942 publicó un interesante obituario referente a nuestro personaje, dado su notoriedad,  que transcribo a continuación:

Diario de Cádiz de 19-02-1942
NOTICIAS NECROLOGICAS
D. DIEGO ANTUNEZ NICOLA

"En el día de ayer ha fallecido en nuestra Ciudad, el que fue notable artista del género andaluz Diego Antúnez Nicola. Q.S.G.G.

Diego Antúnez, aunque nacido en Cádiz, vivió casi siempre en Sevilla. Era popularísimo en todo la región y aún en Madrid mismo le abrían paso a su justa fama.

Antúnez era antes que nada una persona dotada de gran simpatía. De fino ingenio y gracia natural, era solicitado por las buenas reuniones, donde se rendía culto al arte andaluz y en las cuales Diego sostenía la animación con sus estilos especiales y su charla pintoresca y humorística.

Al morir Diego Antúnez, desaparece una figura representativa de una época en que no se cantaban fandanguillos, ni se fumaban "rubios", ni se bebían "combinaciones" Era un gran conversador y conocía sabrosas anécdotas de personajes y artistas famosos. Sus discursos en "camelo" no los superó nadie.

Descanse en paz el pobre Diego. Seguramente no deja  en este mundo ni un solo enemigo. Reciba la familia nuestro pésame."


Fdo.: Antonio Barberán Reviriego
(Sept. 2012)