miércoles, 24 de octubre de 2012

1º- Gabriela Ortega y Pastora Imperio: Dos historias de amor

(Publicado en el Diario de Cádiz de 15-06-2010-Antonio Barberán)

         Los matadores de toros Fernando 'El Gallo' y su hijo Rafael, se casaron con dos grandes artistas flamencas de forma poco ortodoxa. Veámos como aconteció dichos asuntos...

LA FUGA DE LA “SEÑÁ GABRIELA” CON FERNANDO “EL GALLO”


 Empecemos por ¿como se enamoró Gabriela Ortega Feria?, la "Señá Gabriela", una de las mejores bailaoras que dio Cádiz al flamenco. Madre de la gran estirpe torera denominada "Los Gallos", Hija del célebre Enrique Ortega Díaz "El Gordo Viejo", aquel gran amigo del mítico Silverio Franconetti y hermana de cantaores, bailaoras y toreros punteros, dignos de guión aparte.

Gabriela Ortega
Pues resulta que sobre 1.880 bailaba nuestra protagonista en el Café Filarmónico de Sevilla y sus encantos traían de cabeza a toda la alta aristocracia y majeza de la bella ciudad del Betis.

Uno que la camelaba, entre otros muchos y que logró encandilar a la bella cañí, pero con artimañas, fue el famoso torero Fernando Gómez García “El Gallo” primer miembro de toda la saga gallinácea que le precedió después, tal es el caso de Fernando, Rafael y Joselito Gómez Ortega, mas conocidos taurinamente como “Los Gallos”.

Pues empieza el relato,  poco conocido y que me es revelado por una noticia localizada en el Heraldo de Madrid de fecha 10 de febrero de 1911 de la cual iré insertando párrafos entrecomillados”

Gabriela, que por aquel entonces, tenía pretendientes a pares, pero con ninguno terminaba de iniciar relación alguna, cae bajo las promesas del ingenioso “El Gallo” y se compromete finalmente con él, logrando así ahuyentar al resto de competidores del amor de la famosa bailaora de bronce. 

Fernando y Gabriela con sus hijos. Joselito en brazos de su madre

Más no se conformaba el lidiador con las dulzuras espirituales del noviazgo; quería algo más sustancioso y más positivo, y para saciar, sin amarrarse de por vida, sus deseos, y vencer la resistencia de la virtuosa, brava y áspera mujer, planeó un pícaro engaño que la había de rendir a su albedrío.
Fernando el Gallo

Una noche, la "Gabriela", el "Gallo" y algunos amigotes del espada salieron de Sevilla y refugiáronse en un cortijuelo. La bailarina se vistió un rico traje y prendiose en el busto las simbólicas flores del naranjo; el lidiador llenose de alhajas resplandecientes, y muy grave vio entrar en la habitación a Bartolesi, el fornido piquero, que, disfrazado de cura, hizo una parodia nefaria e irrespetuosísima del más temible de los Sacramentos.

- ¿Quiere uzté a la zeñora por ezpoza?
 - -dijo el Gallo
 - ¡Dominuz vubizcun! - replicó Bartolesi.
 Y añadió:
 - Y uzté, ¿camela al zeñor por ezpozo?
 - Sí.
 - Poz requiezcatimpace, amén, gori, gori. Dominuz vizcun. Cazatun zeiz por zacolorum, en nombre patri, fili, amén. Gori, gori, amén. Gloria patri, gori, gori.

Los bendijo, se fue con los amigotes y al Gallo vió de par en par las puertas de la gloria.”

¡Vaya con el Gallo!, pero la Gabriela que no tenía ni idea de que aquel matrimonio fue una farsa, dio la voz de alarma, trascendió la aventura y sus parientes, indignadísimos, fueron a por “el Gallo”, para prepararlo en pepitoria, sin ser fecha de Navidad,  pues menuda es la ley gitana para estos asuntos. Compungido y asustado por sus sabuesos, comenzó la negociación, se vino a buenas y posteriormente se casó.

Todo parece indicar que aunque a las “bravas”, aquel matrimonio fue feliz. Gabriela falleció en Sevilla y fue enterrada en el cementerio de San Fernando el 27 de enero de 1.919 en un féretro de ébano con incrustaciones de plata. Una imponente manifestación de duelo, despidió a la bailaora


Recita: Gabriela Ortega Gómez (nieta de Gabriela)
 "Baladillas de la Señá Gabriela" de Ochaíta
Habría que contar otras muchas anécdotas, pero debo continuar, con otra famosa “espantá” amorosa, esta vez protagonizada por Pastora Imperio y un hijo de Gabriela, Rafael “El Gallito”

Dinastía Gómez Ortega: Fernando, Joselito y Rafael el Gallo



                                                                   (Continuará....)